10 de mar. de 2015

bailando entre cabras

conoces el amor,
conoces la carne humana y las monedas de Judas,
conoces el crujido de un orgasmo recién hecho,
las migajas del pan
cocidas sobre el peor de los hornos tradicionales.

conoces aquellos que escriben la embriaguez de las rameras
sin conocer a las rameras,
conoces la noche y el vientre masticado de nervios,
conoces la mentira que vierte mercurio en los ojos,
el temblor de las rodillas,
la lengua apergaminada que guarda silencio.

conoces la derrota justo ahí,
tras la supervivencia,
conoces la ciudad,
y las calles de tu ciudad,
tan usadas,
como unas bragas manchadas de amarillo.

conoces los hombres que esperman,
con el pelo desaliñado,
la llegada del vicio,
el arranque de la necesidad,
el grito del naufragio.

conoces los besos en la frente y la amargura del calendario,
que trae
como único oleaje
la soledad.

conoces el discurso brillante de un cerebro inflamado por el vino,
conoces la mar que te arrastra como sombra,
y te conoces errante,
herido,
pestilente,
sólo que ahora
al retirar la masera
descubres que no has conocido en la vida un solo poeta inocente,
ni uno,
incluso los que han fermentado bajo el extraño laberinto de la complejidad humana,
incluso esos,
alineados frente al caos del primer verso como barcos derramando desgracias.

conoces el suelo adornado de sangre
el correaje de las manos y la curiosidad
conoces la tos,
el esputo,
el café y el tabaco,
las drogas y el suicidio
pero lo terrible,
es saber que por fin te reconoces,
chirriante y lastimero,
crujido de carne,
humano y carnero,
Judas,
putero,
bailando entre cabras,
escribiendo este poema.

11 de feb. de 2015

vestida de torrat

un día más las tantas y cuarto
voy a arrancarle los tendones al tiempo
para que me permita andar sin correr
y suspirar el aliento de las adormideras.

llueve y me siento vulnerable.

barcelona sin ti
es una ciudad infausta,
tan altiva y voluptuosa,
tan insufrible,
como las mujeres que la habitan incapaces de llorar
una belleza sin cosméticos.

tus ojos en cambio son de infatigable ternura
cuando uno entra en ellos
se llena de pobre,
se sirve de humilde,
y nunca jamás come en frío.

tu ausencia es el fragmento,
tu recuerdo un forajido que dispara por la espalda.

bajo la mandolina de los días grises,
con el frío atravesándome la voz
y la barbarie
te recuerdo vestida de torrat
te recuerdo tan salvaje y lacandona
tan tetrahidrocannabinólica,
mordiéndome espinada y corazón,
con el sexo laureado por espumas,
que de nada sirve escribir esta sal
en la despensa de la carne,
de nada sirve escribir agujeros como hambres,
balancearse las arterias sobre suelo de serpientes,
naufragar en la propuesta de las manos,
calado y en deriva,
si no me llueves,
gitana,
tan libre y volteada
como la flor abierta de un árbol de Jade.


27 de ene. de 2015

fragments d'un paisatge. - cada cop que ens trenquem ens quedem dins l'un del l'altre -

" omplir la meva vida de caps per lligar,
i gaudir del naufragi."
- M. Paradis -



avui ens hem vist en el impossible dels instants; 
corríem nus com la carn d'un carronyaire
oberts d'espinada i cor, 
valents com el primer llop que queixala.

i rere una barca que encara amagava tardor 
ens hem engolit el fred llepant-nos els trencats i les xarxes, 
el servit dels ganivets, 
el silenci i la ferralla.

després 
el temps bordan el teu nom, 
mans que arrosseguen paraules, 
un raig d'esperma a la mar, 
i altre cop la distancia, sobre les espatlles.
girada de por, 
sobre les espatlles.

http://www.ivoox.com/distancies-17-02-2015-audios-mp3_rf_4102109_1.html